jueves, 7 de julio de 2011

La primera indumentaria del Sevilla F.C.

Recreación virtual de la primera indumentaria
del Sevilla Foot-Ball Club

I.- Introducción.

En algunas fuentes se había venido sosteniendo que la indumentaria blanca por la que se identifica al Sevilla Fútbol Club en todo el mundo tuvo su origen en el célebre partido de Messina, el primer “partido serio”, como muchos testimonios repiten, disputado en Tablada el 31 de enero de 1909.

La urgencia por la celebración de aquel “match”, cuyo objeto exclusivo era recaudar fondos para ayudar a los damnificados por el terremoto que había sacudido el sur de Italia el 28 de diciembre anterior, habría frustrado, según esta tesis, la utilización de las camisetas “blancas con franja roja” acordadas en junta directiva de finales de 1908 y encargadas a Inglaterra.



Se improvisó, por ello, una camisa que finalmente fue blanca, según los defensores de esta idea, por la sencilla razón de ser la más extendida entre las prendas de caballero, y por tanto, la más fácil de conseguir.



Pero este argumento, no por extendido ni por (aparentemente) razonable, debe resultarnos creíble al 100%. Al menos tal y como se ha planteado.

Una fotografía (considerada hasta ahora como la primera del equipo) realizada en diciembre de 1908 en Huelva, con motivo del encuentro disputado contra el Recreation Club en el campo del Velódromo de aquella localidad, ya nos muestra a los jugadores, portero incluido, luciendo camisa blanca.


Así las cosas, se puede afirmar, con toda certeza, que el uso de la camisa blanca es anterior al partido de Messina, no existiendo ninguna razón de urgencia que justificara su utilización, ni tampoco una razón de coincidencia con su adversario, dado que en aquellos tiempos no estaban establecidos los cambios en el uniforme del visitante a los que hoy estamos acostumbrados para evitar confusiones.

II.- La primera fotografía del Sevilla F.C.

A mayor abundamiento, y como auténtica primicia que hoy presentamos a todo el sevillismo, hemos encontrado una fotografía del Sevilla Foot-ball Club que, con toda probabilidad, es la primera descubierta hasta ahora del equipo, puesto que su datación debe situarse entre 1904 y 1907. Un documento histórico de importantísimo valor que ahora sale a la luz, y que apunto estuvo de caer en manos de un conocido ultra de la historia en verdiblanco. Afortunadamente lo hemos rescatado del más que seguro olvido a que estaba condenado y tenemos el privilegio de ofrecerlo a todos los amantes del pasado nervionense.



Aunque la instantánea no está fechada, la presencia como equipier en la misma, en el puesto de medio centro, del primer Presidente oficial José Luis Gallegos Arnosa, que lo encontramos muy pronto dedicándose sólo a arbitrar, determina con casi toda certeza, un momento temporal anterior a 1908.

Lo cual vendría además corroborado por su aspecto físico, que al igual que el de Benito Romero, coincide sin alteraciones perceptibles con el de ambos en esta otra fotografía, que también fue primicia en este blog, y que sí está fechada y anotada al dorso por uno de sus protagonistas.


Recordemos que la leyenda que documenta esta última imagen dice textualmente: “Caseta de feria del S.F.C. en 1907. Sentado, el Presidente José Luis Gallegos. A la derecha, Benito Romero.”

Volviendo a la primera fotografía del Sevilla F.C. que hoy presentamos, vemos que los jugadores posan en un lugar que no es la Dehesa de Tablada, donde se celebrarían los primeros enfrentamientos formales conocidos, sino posiblemente el Prado de San Sebastián, con la Fábrica de Tabacos a la espalda, o quizás el descampado ubicado delante del Cuartel de Ingenieros, debido al edificio que se atisba al fondo.


Además, se trata de jugadores todos ellos españoles. Aparecen diez equipiers, ente ellos, Benito Romero, Valenzuela, Carlos García Martínez, José Luis Gallegos, Emilio Bezard, José Luis Dionisio y Paco Alba.

El hecho de que el partido no se dispute en Tablada, que no haya jugadores foráneos en la alineación, que exista un cierto desaliño en el uniforme y que además falta un futbolista (al menos en la foto), nos lleva a pensar que la imagen está tomada en la previa de un enfrentamiento informal entre el “team” español y el “team” inglés de la misma sociedad Sevilla Foot-ball Club.

Recordemos que en la formación de los ingleses solían figurar otros asiduos sevillistas del momento como John Wood, Adam Kirkwood, Cirilo Smith o John MacKenzie, y que estos enfrentamientos entre los dos máximos equipos de la entidad siguieron produciéndose luego durante años, como puede verse a continuación.


Volviendo al tema de la indumentaria, la nueva fotografía aportada certificaría en principio que el Sevilla F.C. habría vestido siempre de blanco.

Vemos además en el pecho, con especial calidad en Paco Alba (abajo, sentado, el segundo por la derecha), el escudo diseñado por Lafita con la S, la F y la C entrelazadas dentro de un círculo, todo ello en color rojo. El blanco y el rojo, siempre presentes en la historia sevillista, eso seguro, pero …

III.- No siempre de blanco

Pese a lo dicho, hay varios interrogantes que rondan nuestra cabeza:

¿Porqué la directiva del Club decano había encargado a Inglaterra unas "camisetas blancas con franja roja" a finales de 1908 si el equipo vestía de blanco?

¿Qué sentido tiene encargar una camiseta distinta de la utilizada habitualmente por el Club?

¿No será que las camisas blancas, más comunes, modestas, fáciles de lavar y de reponer, se utilizaban en los partidos informales, como una especie de equipación de entrenamiento?

¿Qué camisetas utilizaba el “team” inglés cuando se enfrentaba al español?

Sabemos que en 1913, al inaugurarse el Campo del Mercantil, en el Prado de San Sebastián, se organizó un partido entre dos “teams” del Sevilla F.C. De ello tenemos cumplidas evidencias gráficas. Contendieron un equipo blanco y un equipo con camiseta a rayas verticales blancas y rojas, según vemos aquí.


No deja de ser curioso cómo Benito Romero, enmarcado en amarillo en la imagen, apenas si cabía embutido en su camiseta. Da la impresión de que se le había quedado pequeña, y teniendo en cuenta que en aquellos tiempos los jugadores se costeaban su propia ropa, no cabe duda que el defensa sevillista, desde que adquirió la prenda, había puesto unos kilitos de más. Esto nos lleva a pensar que aquel segundo equipo de la inauguración del Mercantil pudo usar las camisetas importadas desde Inglaterra que fueron encargadas a finales de 1908 y que llegaron a Sevilla bien avanzado 1909. En menos de cuatro años, Benito Romero había desarrollado la denominada curva de la felicidad.

Hasta los años cuarenta del siglo XIX, curiosamente mientras vivían aún muchos de los fundadores del Club, se siguió utilizando la indumentaria de rayas rojas y blancas, guiño histórico sin lugar a duda alguna sobre los orígenes de la institución.

Podemos verlo aquí, en esta preciosa imagen de la delantera Stuka.


Y también aquí.


IV.- El testimonio de Jorge Graells Miró

La explicación que quizás resuelva muchas de estas incógnitas nos la ofrece uno de los socios que participaron en la legalización definitiva del Sevilla conforme al Derecho español, allá por octubre de 1905.


Don Jorge Graells Miró llegó a ser posteriormente Presidente del Club, entre el 15 de junio de 1921 y el 13 de mayo de 1922, y socio número 1 durante muchos años. Su antigüedad era superior incluso a la de uno de los miembros de la primera directiva oficial, Manuel Zapata Castañeda, que le sucedería en el honor de liderar el ranking de asociados de la entidad.

En una entrevista exclusiva publicada en el año 1941, además de datar la fundación oficial del Club en 1905, Don Jorge explicaba lo siguiente:


Como dice mi amigo Cornelio, uno puede confundir las fechas, pero no los hechos. Yo sé que hice la mili en Sevilla, en el antiguo Hospital Militar, después de terminar la carrera, aunque pueda equivocarme en qué fecha exactamente la inicié o la terminé. La experiencia (hacer la mili después de la carrera en el Hospital Militar) se recuerda perfectamente, el dato concreto de una fecha arriba o abajo (qué día ingresé y en qué día me licencié del servicio) puede ser erróneo.

Y Graells nos afirma con rotundidad el hecho de que la primera ropa del Sevilla F.C. fue roja y blanca de rayas. La indumentaria blanca vino después.

El dato coincide con los colores (los dos) del escudo de Lafita.


Primer escudo del Sevilla F.C.
Coincide con los primeros títulos de socio del Club.

Detalle del Título de Socio de José Lafita (1911)
Coincide con las camisetas utilizadas en la inauguración del Mercantil.

Coincide con el escudo diseñado por Pablo Rodríguez, del que diría el propio autor: "Sin recibir encargo de nadie -ni del Club, del que yo era socio, ni de ningún amigo afecto del mismo- pergeñé el actual. Pensaba que al emblema representativo le faltaban detalles. Faltaba completarlo. Añadirle el escudo oficial de la ciudad y las barras con los colores de ella, que eran -y lo son- los del Club".


Y coincide, en definitiva, con el pedido ordenado a Inglaterra por parte de la junta directiva a finales de 1908.

Y ahora, como un vulgar Mourinho o como la campaña de abonados de la próxima temporada, habría que preguntarse.

V.- ¿Por qué?

Algunas personas, incluso dentro del propio sevillismo oficial, podrán decir (y han dicho) que los colores blanco y rojo del Club decano se visten porque eran los colores de la ciudad. Sobre el tema les remito al Voladizo de Gol Sur, la casa del gran Antonio Ramírez (1, 2 , 3 y 4).

Es posible, pero no nos parece definitivo.

Aceptarlo, sin más, no se nos antoja como un ejercicio riguroso, sino caer en demagogias de corte localista, similar por ejemplo a lo que suele hacerse por simpatizantes de nuestro eterno rival en su afán de arrogarse una representación de Andalucía de la que carecen. Sucede que luego te llega uno de los fundadores y primeros jugadores del Balompié, el guardameta Fernández Zúñiga, “Agonía”, y deja a los antonioburgos, emiliocarrillos y demás inventores fantasiosos de la historia a la altura del “betín” (que diga, del betún):


Repito, ¿por qué camisetas a rayas blancas y rojas? ¿y por qué luego sólo blancas?

Para responder a este interrogante hay que remontarse primeramente a varios años atrás.

El Sevilla Foot-Ball Club decimonónico y el legalizado en 1905, en definitiva, la entidad, sus componentes, sus socios, mantenían unos vínculos muy particulares con la ciudad inglesa de Sunderland, cuyo club representaba entonces el estandarte máximo de este deporte en las Islas Británicas.

En su día les hablamos del primer capitán sevillista, Hugo Maccoll, establecido en dicha ciudad, con su empresa Maccoll and Pollock, al igual que John Wood, capitán del vapor Cordova que hacía la línea de navegación hacia y desde dicha ciudad, y que era precisamente el encargado de los aprovisionamientos de material deportivo. Wood se alineaba como sevillista en la mayoría de los primeros partidos del siglo XX de los que hay constancia escrita. Su barco fue construido precisamente en Sunderland, como bien nos explicaba el blog Historias del Sevilla aquí y más recientemente aquí.

John Wood

Así pues, la primera camiseta sevillista muy probablemente estaba inspirada en la del mejor equipo inglés de finales del XIX y principios del XX, el histórico Sunderland F.C. Y ello no es de extrañar, lo mismo podría suceder hoy día con cualquier nuevo club en un país novato: probablemente adoptaría los colores del Manchester Utd. o del Barcelona, por poner el ejemplo de clubes con alto magnetismo por haber sido los finalistas de la última Champions. No por casualidad, otro club español novecentista vinculado con la MacAndrews y con Sunderland, vestía, y aún lo hace, camiseta de listas verticales rojas y blancas: el Athletic Club de Bilbao, según puede verse aquí.

Lo importante, lo relevante, son las reminiscencias del viejo club sevillista presidido por Johnston que dejan entrever esos colores blanco y rojo.

Recordemos que hasta 1906 el Vicecónsul Edward Farquharson Johnston, director de la naviera MacAndrews, sigue residiendo y trabajando en Sevilla como tal, donde compartía silla (y negocios) en el Círculo Mercantil con José Luis Gallegos y otros componentes del Club que se estaba legalizando en aquellos momentos.

Entre ellos, John MacKenzie, sucesor de Johnston como director de la MacAndrews, y extremo izquierda sevillista siempre que se presentaba la ocasión.


Este recorte es sólo una pequeña parte de un documento de vital importancia
 recientemente descubierto, y que reservamos de momento para administrarlo convenientemente

John MacKenzie,
 gerente de la casa MacAndrews

La estela de Johnston se deja ver en todos estos aspectos distintivos del nuevo Sevilla de Gallegos.

¿Quién sabe si incluso es Johnston el enigmático caballero que figura en la primera fotografía del equipo, a la derecha de los jugadores?

Su aspecto físico denota una edad que bien pudiera ser la del viejo Ned.

Y recordemos que estamos ante uno de esos partidos de entrenamiento que se disputaban entre dos escuadras del propio club, por lo que es lógico (y necesario) que arbitre uno de sus componentes. Uno que conozca bien las reglas y que tenga autoridad para ello.

Sabemos que Johnston se dedicaba a arbitrar los “matchs” desde 1890 y con Gallegos en la alineación blanca, era imposible que éste (que sería quien le sucedería en el rol de árbitro) pudiera realizar dicha función.

The Field, 1891
A partir del regreso del Vicecónsul a Escocia, José Luis Gallegos comenzó a arbitrar, pues era el mejor conocedor de las reglas de la FA.

Puede decirse que la sucesión entre Johnston y Gallegos no sólo se produjo en la presidencia del club sevillista sino también en la muy simbólica e institucional función de arbitrar, reservada a la personalidad más relevante del Club, a su máxima autoridad.

VI.- Conclusiones

1º).- La primera indumentaria histórica del Sevilla Foot-ball Club para partidos serios, posiblemente desde el siglo XIX, era camiseta a rayas verticales blancas y rojas.

2º).- La indumentaria blanca se utilizaba en entrenamientos o partidos informales, normalmente entre dos equipos del mismo Club.

3º).- La utilización de camisa blanca en Huelva (finales de 1908) y Sevilla (partido de Messina, enero de 1909) se debió a que la remesa de nuevas camisetas blancas y rojas encargadas por la junta directiva a Inglaterra en esa misma época aún no habían llegado a Sevilla. Se jugó, por ello, con la segunda equipación, la blanca.

4º).- El impacto favorable que tuvo la indumentaria 100% blanca entre el público sevillano en Tablada a raíz del exitoso partido benéfico de Messina cambió los planes de los directivos sevillistas, que decidieron adoptar como primera equipación la que hasta entonces había sido segunda, convirtiendo la segunda en primera.

5º).- Durante varias décadas se fue conservando la camiseta de rayas blancas y rojas como equipación alternativa a la blanca, en muchas ocasiones incluso jugando el Sevilla F.C. como local en Nervión, hasta que dicho uso se fue perdiendo poco a poco a partir de finales de los años cuarenta.

Advertencia final.- Lo que acaba de leer es un post personal del administrador de este blog, con su visión, su criterio, su punto de vista sobre el asunto, con las evidencias que maneja hoy. No lleva la firma de los Guardianes, así que nadie impute al grupo nada de lo que aquí se dice, ni le de carácter oficial ni nada parecido. De lo escrito sólo se responsabiliza su autor. Otros guardianes pueden opinar distinto. O no. Faltaría más.

16 comentarios:

  1. Saludos.

    Sencillamente fantástico, D. Enrique.

    Le puedo asegurar que yo, uno de los del Multidisciplinay Team, lo firmo totalmente.

    Excelente. De verdad.

    Gracias.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente soberbio.

    Enhorabuena.

    Igual algún día se pudiera "editar" esa equipación...

    ResponderEliminar
  3. Sencillamente BRUTAL.
    Uno de los mejores post que he leído en mucho tiempo.

    Me pongo de pié y empiezo a aplaudirle hasta que me duelan las manos.
    FELICIDADES.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. PD: Se me olvidaba.

    Fíjate si hay ideas antes que lucir una tercera equipación naranja, rosa... o amarilla.

    Si mirásemos sólo un poco a nuestra propia historia...

    ResponderEliminar
  5. Caballero, como se que no puede verme, sólo imagíneselo: ahora mismo despojo mi cabeza de un sombrero e inclino la parte superior de mi cuerpo para hacerle una reverencia.

    Como diría Víctor Hugo Morales: "genio, genio, genio, ta ta ta...".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. maravilloso post, me ha encantado la forma de explicarlo.normalmente me cuesta leer los post largos y este se me ha echo hasta corto.

    ResponderEliminar
  7. Lo suscribo totalmente.

    ResponderEliminar
  8. Sr. Vizcaino; tome nota.
    Esta historia llena por si sola un 20% de cualquier museo.

    ResponderEliminar
  9. Los colores blanco y verde no corresponden a NINGUNA BANDERA NI SIMBOLISMO.
    Todo lo que se diga en contrario son FANTASIAS.

    La frase de uno de los fundadores balompédicos es brutal y derrite cualquier cirio que se quiera encender sobre el tema para darle implicaciones políticas, regionalistas o interesadas.

    ResponderEliminar
  10. Sensacional. Me quedo sin palabras.
    Ojalá veamos esta equipación a rayas, más pronto que tarde, sobre el césped del estadio de Nervión.

    ResponderEliminar
  11. Impresionante documentación y puesta en escena visual del post. Sin lugar a dudas, felicidades por mostrar al público Sevillista en general un cachito de historia viva que conmueve los corazones.


    Una duda:

    ¿No es más probable que las medias fueran negras, y no rojas? No se si existe alguna técnica para comprobar en una foto a B/N la tonalidad de los colores, pero me da a mi que en todas ellas que aparecen las equipaciones a rayas rojiblancas las medias son negras.


    Y como colofón, una petición:

    A/A GUARDIANES DE LA MEMORIA:

    Estamos deseando deborar la nueva documentación que creo estáis editando en un nuevo libro para seguir conociendo esa etapa de nuestra historia primitiva para entender más si cabe lo que engloba al Sevilla Fútbol Club.

    Aunque oficialmente no se dejen de comenter tropelías con la Historia del Club y con la imagen del mismo, algún día, cuando determinados personajes sólo sean una triste reminiscencia en el Sevilla, todo su trabajo, tesón, energías y trabajo gratuito serán recompensados en un gran museo audiovisual donde cualquier visitante tendrá claro nuestros orígenes.

    No me cabe la menor duda de que esto sucederá, y espero que más pronto que tarde.

    Saludos a todos!!

    Fdo. Sevillaolympiakos.

    ResponderEliminar
  12. ¿Porque?
    ¿Porque las rayas del título desocio?
    ¿Porque las rayas del escudo de 1921?
    Está Claro Enrique.
    Lo subscribo, lo firmo, lo aplaudo, lo imprimo y lo enmarco, que leches.
    Gracias por el comentario SevillaOlimpiakos.

    PD: "LA BANDERA DE ANDALUCÍA Y EL REAL BETIS BALOMPIÉ"

    Como dice Homer Simpson: D´OH!!
    http://uploads.blogia.com/blogs/c/cr/cru/crucedecaminos/upload/20060914133129-012-421-the-simpsons-homer-d-oh-posters.jpg

    ResponderEliminar
  13. Una vez más ENHORABUENA!! Magnifico trabajo de investigación y exposición del mismo D. Enrique. Reiterándome en otros comentarios, ¡que cortos se me hacen sus posts!. A colación del mismo, te voy a mandar una foto sin datar, que le envia a mi abuelo un tal Adriano del Valle (con casi total seguridad el poeta sevillano de la generacion del 27) y en la que en su reverso puede leerse: " camisa vieja con los viejos dcolores del Sevilla ". Podria corresponder al partido de 1913. Un abrazo y gracias!

    ResponderEliminar
  14. Uno de los mejores post que he leído, otro que va a mi biblia sevillista. ¡Gracias por este trabajo¡

    ResponderEliminar
  15. Post elegido como uno de los tres mejores posts publicados en la blogosfera sevillista durante la pasada semana.
    Felicidades.

    Un cordial saludo.
    Blogosfera Sevilla FC.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.