lunes, 16 de marzo de 2009

Tres bloques de cuatro


Iniciamos ayer en La Rosaleda un final de campeonato que puede descomponerse en tres partes perfectamente diferenciadas.

Un primer bloque de partidos, contra rivales relativamente asequibles, como Málaga, Valladolid, Recreativo de Huelva y Getafe.

Un segundo tramo contra rivales complicados, como Valencia, Barcelona, Real Madrid y Villarreal, todos ellos fuera de casa, salvo contra los de Juande, a quienes recibiremos en Nervión.

Y para terminar, un grupo de cuatro encuentros con equipos de mitad de la tabla hacia abajo, como Mallorca, Osasuna y Numancia, así como contra el Deportivo de la Coruña, que aspira a colarse en Europa.

En total, en estos doce encuentros, el Sevilla, que los afrontaba con 50 puntos, debería hacer aproximadamente 21 ó 22 puntos sobre 36 para asegurarse plaza Champions. Ello significa una media de aproximadamente 7 puntos por bloque, dos victorias y un empate. Es decir, seis victorias y tres empates o siete victorias en doce (ya once) encuentros hasta el final de temporada. En términos porcentuales, tenemos que hacer aproximadamente el 60% de los puntos en juego. Ello nos daría 71/72 puntos en clasificación final.

Ayer en Málaga conseguimos el primero de siete (y el primero de veintiuno/veintidós). Lástima que entre Teixeira (impresentable su colocación en la jugada del gol anulado) y la falta de precisión en los últimos metros, se nos fuera una victoria que debió ser nuestra, por posesión, llegada y abrumadora superioridad técnica.

Como parecía de esas tardes en las todo lo bueno que haces no obtiene retorno, casi que nos dimos por contentos con al menos el empate. Igualada que, visto el desarrollo final de la jornada, puede resultar valiosísimo.

Extraordinaria jugada de Perotti, a lo Laudrup, para servir a Kanouté el primer tanto blanco (rojo ayer).

Y maravillosa igualmente la combinación del empate, una réplica casi exacta del inolvidable 1-0 de Eindhoven, en la final uefa contra el Boro (si permutamos a Daniel por Adriano, claro).

Si en este primer bloque sacamos adelante los partidos de casa, estaríamos en la media necesaria para asegurar Champions, aunque convendría sobremanera apretar para hacer pleno, teniendo en cuenta el tramo que se nos avecina después.

No quiero terminar este análisis sin aludir a lo que deberían hacer nuestros competidores inmediatos para desplazarnos de las plazas Champions.

Si Villarreal está a seis puntos de nosotros, tendría que hacer, manteniendo el criterio expuesto arriba, 28 puntos de 36 posibles, esto es, el 78% de los puntos en liza, que podrían ser más si nos llevamos el goal average particular. De momento, ayer no sumó. Aunque nos queda un enfrentamiento directo que podría condicionar este cálculo.

El Málaga, con ocho puntos menos, tendría que hacer 30 de 36, es decir, el 83% de lo que queda. El peligro estaría que nos gana el goal average particular.

Finalmente, el Atlético de Madrid, al tener perdido con nosotros el goal average particular, necesitaría llegar a los 31 puntos, aproximadamente. Ayer sumó 3, por lo que le restan 28 de 33. Claro que si los colchoneros pinchasen en dos partidos (por ejemplo, dos derrotas o casi dos empates), tendrían prácticamente imposible alcanzarnos (siempre que andemos en unos números razonables).

Las perspectivas son buenas, estamos en el camino correcto.

Adelante.

2 comentarios:

  1. Bueno, días. Tu cuñado Javier me ha dado el link a tu blog y me ha alegrado mucho verlo, tu análisis de lo que queda por hacer en estos últimos partidos para poder acceder a la Champions League es brillantísimo.
    Enhorabuena, te añado a mis favoritos, y te isitaré asiduamente.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Rafael. Estás en tu casa, punto de encuentro de pasado, presente y futuro sevillista. Acércate cuanto quieras.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.