martes, 14 de julio de 2009

El inventor de la "zamorana"


Como bien saben los aficionados al fútbol de más solera, la “zamorana”, además de que probablemente sea el nombre de algún baile típico o restaurante de la patria de Doña Urraca, es una jugada futbolística, concretamente un despeje de portero.

Debe su nombre al extraordinario guardameta catalán que la popularizó allá por la década de los años veinte del siglo ídem, el gran Ricardo Zamora, llamado “el Divino”, que defendiera la meta del Español, Barcelona y Real Madrid, siendo primerísima figura del fútbol patrio y mundial de todos los tiempos.

La jugada básicamente consistía en repeler el esférico cuando éste llegaba a la altura del tórax, propulsándolo con el antebrazo hacia adelante en movimiento semejante a un codazo, en lugar de recoger el balón con ambos brazos contra el pecho.

Hoy día nos parece impensable que un portero de primer nivel, salvo quizás el impertérrito René Higuita, se arriesgue a realizar una jugada como ésta, al menos en partido de competición, pero en aquella época un despeje rápido era sin duda un recurso muy práctico ante la temible avalancha de los delanteros contrarios, que para colmo contaban con “permiso” reglamentario para cargar contra el portero rival.

Escupir el cuero antes de recibir la entrada de los forward de turno podía librarte de una buena paliza y una más que segura visita a la Casa de Socorro. Además, no hay que ocultar que la jugada tenía su “mijita” de desdén hacia los atacantes rivales, lo que podía ser muy útil para minar su moral, en aquellos lejanos tiempos donde, no lo olvidemos, el orgullo era un gran valor dentro del concepto romántico y aventurero que tenían del fútbol la mayoría de sus practicantes.

Lo que quizás no saben muchos aficionados es que el inventor de la “zamorana” no fue quien le dio nombre, sino uno de los primeros goal-keeper que han defendido la meta del Sevilla Foot-ball Club, concretamente, el popular Paco Díaz.

Paco Díaz era todo un personaje, portero, delantero, incluso fotógrafo, su nivel futbolístico es difícil de evaluar, pero es innegable que su carisma y también su longevidad le abrieron un hueco para siempre en la historia del Sevilla Fútbol Club.

Fue uno de los primeros jugadores sevillistas que, tras su paso por la entidad decana, militaron en un club extranjero, concretamente, en el equipo francés Lyon F.C.

Como en este blog nos gusta llamar a las cosas por su nombre, queda aquí dicho que la autoría intelectual de “la zamorana”, posiblemente la jugada más famosa dentro del limitado repertorio de un guardameta de fútbol, la inventó uno de los pioneros del Sevilla Fútbol Club. Parafraseando al Presidente Del Nido, y como en tantas otras cosas, uno de los nuestros fue el primero y detrás vinieron muchos atribuyéndose el mérito.

5 comentarios:

  1. Genial. No tenía ni idea que la inventara Paco Diaz. Como complemento ilustrativo al comentario me gustaría añadir que en la zamorana, el golpeo al balón era con el ángulo cerrado que forman brazo y antebrazo tras encoger el bicep fuertemente y la fuerza que se daba al balon era tremenda.
    Extraordinario post.

    ResponderEliminar
  2. Querido Antonio, el propio Paco Díaz lo confiesa en una entrevista encantadora de mediados de los '70, sin acritud hacia Zamora, pero precisando que fue él su creador y primer intérprete.

    ResponderEliminar
  3. Sopongo pues, que el mérito se le atribuye a otro con la inestimable ayuda de la prensa nacional, también conocida como madrileña. ¿Me equivoco?

    ResponderEliminar
  4. Saludos.

    ¿Cómo lo haces? No termino de digerir una entrada, con ésa sensación de las buenas comidas que te dejan mijitas entre los dientes -y que mantienes un buen rato hurgando con la lengua para resaborearlas-, cuando te plantas con otra joyita.

    Amigo, gracias por tu docencia.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  5. @ Hablador:
    En este caso, creo que más que la ayuda de la prensa nacional -que algo habría-el tema ha quedado así porque Paco Díaz jugó en una época de escasa difusón del fútbol (década el 10 al 20), mientras que Zamora empezó a mediados de los 10 pero se mantuvo hasta el 36,siendo además desde 1920 hasta su jubilación titular indiscutible de la selección española. Como digo en el texo, no lo inventó, pero la popularizó.

    @Ariza: Fíjate que yo creía que esto de la zamorana de Paco Díaz era bastante conocido. Me alegro de que quienes no lo supiesen queden ahora informados.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.