jueves, 9 de abril de 2009

Una tarjeta de visita

Los amantes de la historia y de “lo viejo” tenemos de vez en cuando algunas citas ineludibles, cuasi arqueológicas, en plan Indiana Jones, aunque sin sombrero ni látigo, si queremos descubrir algún tesoro inesperado, de esos que te tiene reservado la providencia, en forma de novísima información, documento desconocido o simplemente fetiches.

La red de redes, evidentemente, nos ha facilitado muchísimo la vida a la hora de seguir el rastro en busca de alguna joya perdida, aunque tampoco sea fácil dar con ellas. Pero nada, nada es comparable al placer y la emoción de indagar in situ en algún tenderete por ver si esta vez, por fin, “cae la breva”.

Entre los lugares para encontrar maravillas del pasado, en Sevilla tenemos unos cuantos. Destacaré los mercadillos y, entre todos ellos, el de la Plaza del Cabildo, los domingos por la mañana.


Algunos de los fetiches que poseo en mi colección sevillista, y que iré colgando en el blog, los he adquirido en este pequeño bazar, clásico donde los haya, donde, eso sí, debo advertir, es harto difícil encontrar alguna perla de verdad, de las buenas, buenas, una auténtica pepita de oro.

Cierta mañana dominical, hace ya algunos años, dando una vuelta por los puestos que allí pueden encontrarse, escuché la siguiente conversación entre un vendedor y un cliente:

- ¿Eso? Eso es del Presidente del Sevilla, Sánchez Pizjuán …

Inmediatamente me puse en guardia.

Me acerqué sutilmente junto a los protagonistas de aquel diálogo, tratando de no llamar la atención, rogando para mis adentros que la “pieza” en cuestión, que ni siquiera había visto, no volase.

Aquel cliente pasó, y llegó mi turno.

Como el que no quiere la cosa empecé a rebuscar, sin preguntar, entre un montón de postales, recortes, fotos, papeles …

Hasta que apareció entre mis dedos una tarjeta de visita, original, amarillenta, de D. Ramón Sánchez-Pizjuán y Muñoz, Presidente del Sevilla Fútbol Club, manuscrita de su puño y letra.

No, no haré como Discóbolo con el famoso carnet fantasma de Cascales.

Aquí os dejo la prueba gráfica del documento. Que luego no digan que me lo he inventado.


El paso del tiempo se ha hecho notar en la tarjeta, parece cansada, exhausta, como si hubiera hecho más kilómetros que nuestro Sevilla europeo.

- "¿Cuánto vale esto?, pregunté con firmeza.

- Tres euros.

- Me lo llevo.

Una vez fuera del mercado, al observar con reposo mi compra, las palabras “Muy agradecido”, escritas sobre su nombre por nuestro gran Presidente, me pareció que estuvieran dirigidas a mí.

Al fin y al cabo, “su” tarjeta había acabado en mis manos, las de un hermano sevillista, que le tenía preparado un dulce descanso en un album de seda, rodeado de cromos de sus jugadores predilectos, junto a las entradas de las mágicas noches de Eindhoven, Mónaco, Glasgow o Madrid.

9 comentarios:

  1. Es un honor y un agradable placer leer esta bellisima y pequeña historia,grande al mismo tiempo,te felicito por tener en tu poder esa preciada joya para mi de un valor incalculable,no me refiero al valor monetario,ese valor al que me refiero sabes muy bien cual es,un abrazo hermano y cuida y mima esa belleza de tarjeta de visita de uno de los hombres mas importantes de nuestro club,de nuevo no me despido sin darte de verdad toda mis felicitaciones.
    Pedazo de blog el tuyo.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias amigo. Para mi también tiene un valor incalculable. El del corazón. No veas lo bonita que luce en donde la tengo guardada.

    ResponderEliminar
  3. Pues seguro que tienes razón, que don Ramón, viendo lo que haces te dice:

    "Muy agradecido"

    ResponderEliminar
  4. Saludos.

    Me gusta la imagen de la nueva cabecera porque hay mucha magia, mucho sentimiento y mucha historia condensada.

    Y te felicito por poseer ésta joyita.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  5. Fantástica le ha quedado la cabecera del blog, amigo mio.
    El margen derecho también está genial, y para mi gusto sólo le falta un detallito...

    ResponderEliminar
  6. Gracias por vuestros comentarios. La cabecera aún tengo que perfeccionarla un poco, pero la idea es la que véis. Es que es muy difícil sin conocimientos informáticos ni programas adecuados hacer algo decente. Y tengo un logo diseñado por mi mujer para el blog que no tengo ni idea como llevarlo a un archivo en condiciones. En fin, seguiremos investigando...

    ResponderEliminar
  7. Una joya por tres euros, ¡qué locura!

    En cuanto a lo de su nueva cabecera, me uno a las felicitaciones por ella. Solo una casita, yo añadiría algún efecto a las letras para resaltarlas, tanto colorido dificulta un poco su visión.

    Si tiene alguna duda con el fotochop (xD) tan solo tiene que ponerse en contacto conmigo e intentaré ayudarle en la medida de mis posibilidades.

    Espero que hayan pasado todos unas buenas vacaciones. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. te invito a participar en mi blog directorio aquiestatublog.blogspot.com
    te conocerán mejor,pasate y deja tu blog en el libro de visitas,y perdona si consideras esta invitación spam

    ResponderEliminar
  9. Hablador, gracias por tus consejos. Totalmente de acuerdo contigo, la cabecera necesitaba algo con los títulos, pero créeme, estaba en ello, y sí, soy algo -mucho- torpe con la técnica. Creo que ahora está algo mejor, ¿qué te parece? Y tengo otras ideas, difíciles de plasmar. En cualquier caso, todas las sugerencias procedentes de ti son bienvenidas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.