jueves, 8 de octubre de 2009

El gol del siglo lo hizo Estella


Que no, hombre, que no.

Ni Messi, ni Pelé, ni siquiera el astro argentino Diego Maradona, el más grande entre los grandes, que también jugó con los nuestros.

El gol del siglo lo hizo un jugador sevillista, número diez a la espalda, llamado Juan José Estella, tras slalom imposible de más de cuarenta metros, esquivando rivales a diestro y siniestro, portero incluido, desde la línea divisoria del mediocampo, altura de los banquillos, hasta el mismísimo punto de penalti, en la portería de Gol Norte de Nervión.

Fue en la segunda jornada del campeonato liguero 1985-86, y jugábamos en casa contra el Osasuna de Pamplona, en partido intersemanal, tras haber caído el domingo anterior en la ribera del Manzanares, ante el Atlético de Madrid de Hugo Sánchez, por un contundente tres a cero.

Aquí tenéis la ficha técnica del encuentro.


Bajo la presidencia de Gabriel Rojas, entrenaba a nuestro equipo, una año más, el coriano Manolo Cardo, en la que sería su última temporada como inquilino del banquillo sevillista. En aquel verano, Pablo Blanco, retirado de los terrenos de juego la temporada anterior, debutaba en los despachos como Secretario Técnico, firmando para el primer equipo al argentino Dante Sanabria, procedente del Hércules de Alicante, a Manolo Zambrano, firmado del extinto C.D. Málaga, nuestro protagonista, Estella, que había jugado en el C.S. Sabadell y, un poco más adelante, Amaro Carlos Nadal, delantero centro de la selección uruguaya que militaba en el Deportivo Cali colombiano. Todos ellos figuran en la foto que abre el post, aunque el delantero charrúa no se alineó en el partido que nos ocupa. La afición estaba ilusionada porque en años anteriores Cardo había hecho un excelente trabajo con un grupo casi exclusivo de canteranos, sin fichajes –si exceptuamos a Juan Alvarez, un par de años antes- y ahora, por primera vez, dispondría de hasta cuatro caras nuevas para fortalecer la plantilla.

A pesar de todo, las figuras del equipo seguían siendo las mismas, es decir, Buyo, Alvarez, Serna y Francisco, que aquel año terminaría acudiendo al Mundial de México, como titular de la selección española absoluta. Nuestro actual entrenador, Manolo Jiménez, comenzaba ya a consolidarse como relevo generacional de Curro Sanjosé, e iniciaban su declive futbolístico jugadores que no hacía mucho habían sido importantes como Nimo, Ruda o el alcalareño José Luis. Ramón Vázquez fue cedido al Recreativo de Huelva, para foguearse en Segunda División bajo la tutela de Víctor Espárrago.

El héroe de aquella jugada, Juan José Estella, había despuntado muy joven en el F.C. Barcelona, de la mano de Helenio Herrera, llegando incluso a alcanzar la internacionalidad absoluta en una ocasión en aquella época de probaturas infinitas que el seleccionador nacional, J.E. Santamaría, puso en práctica en los años anteriores al Mundial 82. Tras esta cima, Estella cayó en la sima del ostracismo, hasta que una magnífica temporada en el club arlequinado permitió que el Sevilla Fútbol Club se interesase por su fichaje. El catalán era un centrocampista de técnica muy depurada, con muchísima clase, pero escaso recorrido, al que le duraría el combustible escasamente una vuelta. Sin embargo, aquella noche, llenaría de pañuelos la grada del Sánchez-Pizjuán con una jugada maravillosa.

Sé que en algún sitio web sevillista está colgado el video del gol, aunque no he podido visualizarlo jamás. Aún así, lo tengo todavía fresco en la retina, pese a que han transcurrido más de veinte años desde el suceso. Recuerdo, sobre todo, los dos últimos quiebros, absolutamente sorprendentes a la vista del complejo desarrollo de su internada, pues ya antes de hacerlos tenía ganada una posición privilegiada para el disparo. En lugar del tiro a puerta, se deshizo del último defensor con un auto-pase espléndido y al recoger la pelota tras la espalda del central, en vez de cruzársela al portero cuando éste iniciaba su salida, se entretuvo en regatearlo también, para disparar finalmente a gol con la puerta ya vacía.

La jugada fue un auténtico prodigio futbolístico, a la altura de otros goles de antología conseguidos también en el Sánchez-Pizjuán y que ya han pasado a la historia del Sevilla Fútbol Club en mayúsculas y con letras de oro. Que cada cual elija el suyo: Bertoni, Enrique Mateos, Pintinho, Polster, Davor Suker, Antonio Puerta

Yo, personalmente, en cuanto a belleza, me quedo con el golazo de Estella. Sin discusión.
Por gentileza de SevillaGrande.com, os dejo el video del gol, algo aceleradillo, pero que permite hacerse a la idea.

video

6 comentarios:

  1. Pues yo me quedo con el de Bertoni al Español.

    Pedro Monago

    ResponderEliminar
  2. Yo presencié ese partido, tenia 16 años y aun lo recuerdo, fue un gol de bandera,regateando desde el centro del campo, cuando parecia que iba a tirar desde el borde del area, pero no, se deciso tambien del portero, ademas faltaba poco para finalizar el partido, 10-15 minutos, lo recuerdo, esa jornada fue en miercoles creo, un autentico golazo de pañuelo. Tambien recuerdo un gol, pero asi un poco confuso de Francisco desde el centro del campo en el insular de las palmas, 2-5 ganó el sevilla, otro golazo de bandera, y otro que no recuerdo bien de Ramon de volea, pero no recuerdo contra que equipo era, Un espectacular gol fué aquel en Anoeta (R.Sociedad) de chilena del "Chuti Andrade" maravilloso.no hablo con seguridad pero creo que fue en Anoeta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Don Pedro (¿Anastasio?), es un honor tenerle en esta casa, que es la suya. Su elección es muy buena, no lo discutiré, pero en cuanto a slalom y cinturas rotas, la de Juanjo Estella fue superior.

    ResponderEliminar
  4. Blancoyrojoesmicolor, pedazo de nick, y no lo digo por la extensión, sino por el sevillismo que destila. Bienvenido a esta casa, creo que es la primera vez que Vd. se asoma. Buena memoria la suya, y creo que somos de la misma edad. A lo mejor estábamos juntos en Nervión. ¡Qué tiempos aquellos!

    ResponderEliminar
  5. Yovielgoldebertoni8 de octubre de 2009, 19:18

    ...pero como el de Bertoni en aquel partido frente a la Real...
    A ver si conseguimos estos goles de los que se habla en el post.

    ResponderEliminar
  6. YotambienvielgoldeBertorni a la Real, estaba en la portería en que se produjo, de niño, con mi tío Paco, sentado en las escaleras porque no cabía un alma. Aún recuerdo el sonido del golpeo seco de Bertoni al balón, ... y la bronca posterior de Arconada a Gaztelu, creo. Grandes hazañas de un Sevilla que amamos, pero que no pasaba de la octava plaza liguera ni con figuras como el Terrible.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.