domingo, 20 de septiembre de 2009

El Sevilla pudo fichar a Pelé


Lo contaba el ya desaparecido Eugenio Montes Cabeza, Presidente del Sevilla Fútbol Club desde 1.973 hasta 1.984, aunque siempre vinculado a la entidad de Nervión desde muy joven, y a la cúpula blanca prácticamente desde que iniciara su pasantía como abogado en el despacho de su mentor, D. Ramón Sánchez-Pizjuán.

Antes de acceder a la presidencia, D. Eugenio estuvo integrado en diversas juntas directivas y siempre revoloteó alrededor de las elites del sevillismo, por no decir que formó parte de las mismas como miembro de pleno derecho. Era, pues, uno más de ese lobby que alguien calificó en una ocasión como el “senado” sevillista.

Entre sus innumerables cometidos, correspondió a D. Eugenio durante muchos años actuar de delegado en los desplazamientos del equipo, algo que en los años cincuenta del siglo pasado no era tan placentero como muchos podrían imaginar ahora.

Precisamente, Montes Cabeza encabezaba la expedición sevillista que en 1.957 realizó una gira por Sudamérica, como delegado de la junta directiva, por Brasil y Venezuela, donde se disputaría la llamada Pequeña Copa del Mundo.


Estando en Brasil, la expedición sevillista acudió a Maracaná a presenciar un encuentro doméstico, y allí el joven directivo sevillista fue informado por algún corredor de la época de la tremenda calidad de un jovencísimo futbolista que descollaba poderosamente en las filas del Santos, y que se llamaba Edson Arantes do Nascimento, “Pelé”.

Aquel pseudo-ofrecimiento no llegó a mayores, entre otras cosas porque Pelé era apenas un adolescente, de quince años, completamente desconocido, aunque saltaría a la fama apenas un año más tarde, en la fase final del Campeonato del Mundo de Suecia en 1958, proclamándose campeón con Brasil.

Las dificultades de contratación de un extranjero que además era menor de edad resultaban evidentes a los ojos de un gran jurista como D. Eugenio, pero aquel ofrecimiento ahí queda, para el anecdotario sevillista.

Treinta y cinco años más tarde, Diego Maradona, otra primerísima figura del fútbol mundial de todos los tiempos, vestiría la camiseta blanca del Sevilla Fútbol Club. De alguna forma, nos sacamos la espina por no haber sido capaces de optar a la adquisición de Pelé.

Nota final.- Un servidor tuvo el honor de ver jugar en directo a Pelé, en un partido del Santos contra el F.C. Barcelona en Cádiz, en agosto de 1974 (ver imagen superior). Apenas tenía cuatro añitos, pero fue tal la insistencia de mi padre en señalarme permanentemente “ahí está Pelé, y ahí Cruyff”, que aquello quedó grabado en mi memoria para siempre. Ocupábamos asiento en la primera fila del banco de pista del estadio gaditano, apoyados en aquella inolvidable baranda de cuadros de cemento encalado de Carranza. Nos hicieron incluso una fotografía que lamentablemente nunca llegó a nuestras manos.

5 comentarios:

  1. Saludos.

    Excelente, como siempre. Y sorprendente lo que pudo ser.

    Tengo una duda que, estoy seguro, podrás resolver:

    Me contaba Leonardo Reynoso, director de la Escuela del Sevilla FC de Tucumán, que se "hizo" del Sevilla como consecuencia de una visita de nuestro Equipo a su tierra.

    Nos dió muchos detalles del trato personal que recibió de los nuestros.

    Debe, por tanto, haber habido una gira del Sevilla por Argentina de la que no logro encontrar referencias.

    ¿Era ésta?

    ¿Hubo otra?

    Me consta que tu "fondo de armario histórico" es infinitamente mejor que el mio y por ello, si te consta, sácame de dudas. Por favor.

    Un abrazo.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas, muy buen articulo e ioncreible concimiento de historia, realmente felicidades, me he quedado mu impresionado y satisefcho por saber mas e mi equipo

    ResponderEliminar
  3. @ Jose M. Ariza: Buscaré por ahí a ver qué encuentro. Dame algo de tiempo.

    @ Administrador: Gracias y espero verte por aquí a menudo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Os imagináis haber tenido a Pelé en nuestras filas?

    Gracias por tu aportación a la historia sevillista.

    ResponderEliminar
  5. Todo lo que no sea tener un parking que se entre por una calle y se salga por otra es pa ná...:D
    Enhorabuena por el dato totalmente desconocido, al menos para mi.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.