domingo, 22 de agosto de 2010

¡¡Ya está bien!!


No era bastante con que los jugadores –por decir algo- que esta noche saltaron de blanco al Nou Camp hicieran el ridículo ante toda España frente a un gran equipo, por supuesto, pero con la mitad de entrenos que los nuestros, para que encima llegase el míster con unas patéticas declaraciones que son todo un insulto para los aficionados.

¿En qué quedamos?

¿El penoso Carranza que hicimos era porque llevábamos dos semanas de preparación y los jugadores estaban con las piernas cargadas, y la misma excusa no vale para el Barcelona?

No ha ensayado usted ni un minuto con tres mediocentros en los partidos amistosos del verano ni ha colocado a Alfaro de mediapunta ni por casualidad ¿Y decide que una final oficial ante el Barcelona es el mejor momento para estas probaturas?

Un descartado como Romaric lo pone usted de titular en los dos partidos.

Un jugador fantasma como, Konko, absolutamente falto de implicación, ¿lo reubica de central?. Bien que se lo ha agradecido con los regalos del primer y el tercer gol azulgranas.

90 minutos, señor Álvarez, del 1 al 90, completitos, que a mí se me han hecho eternos, sin un solo tiro a puerta. Valdés ha jugado, porque se ha vestido, pero se podía haber quedado con el bañador tumbado en la hamaca, que para el caso es lo mismo.

Ésta, señor Álvarez, es la verdadera respuesta a sus discursitos veraniegos de “tener la pelota” y no pensar en el rival para “hacer nuestro juego”. A quién quiere engañar. Hoy ha sido el superbarcelona en chanclas, pero el miércoles fue el Braga y hace diez días el Cádiz, de la Segunda División B.

Veinte buenos minutitos de Cigarini, Perotti y Kanouté frente a la guardería del Barcelona es todo su bagaje.

Y hoy, los jugadores se han arrastrado por el césped como almas en pena.

Pero no importa, según usted, “no es nuestra guerra”.

Y aquí no tengo más remedio que indignarme.

¿Cómo que no es nuestra guerra?

No sería la guerra de su Sevilla como jugador, que bien que lo viví, pero sí lo es de este Sevilla.

Le diré algo: una final es un tesoro, bien que lo sabemos los que hemos tardado 44 años (desde 1962 a 2006) para ver una, y 58 años (desde 1948 hasta 2006), en volver a ganar otra.

Como le decía a unos amigos, echémosle la culpa de todo al “mardito parné” de la Champions, 7 millones de euros, dicen, de mínimo. Pero, ¿es qué los tenemos asegurados? Y además, ¿cuánto tardaremos en despilfarrarlos?. A ritmo de Konkos y Romarics, poco, muy poco tiempo.

No hemos aprendido la lección. Es increíble.

El dinero es efímero, pero la gloria es imperecedera.

Usted, señor Álvarez, ha pasado a la historia del Sevilla F.C. por haber conquistado la Copa del Rey 2010, pero no se le recordará por clasificar al equipo para la liguilla de Champions, si es que lo consigue. Entérese bien.

Creía que el club de la cortedad de miras en nuestra ciudad era otro, pero se ve que las cosas están cambiando.

Ojalá pasemos la previa del martes, que un servidor se pegará otra kilometrada para verlo.

Pero no se le ocurra en tal caso sugerir siquiera que lo de esta noche mereció por ello la pena, o que ha sido el precio a pagar por jugar en la primera competición europea.

No insulte nuestra inteligencia.

Ni nuestros sentimientos.

La cosa pinta cruda, porque es mucho lo que hay que cambiar y no se vislumbra capacidad de reacción.

Claro que, como decían los viejos aficionados, “la culpa no es del entrenador, sino del que lo puso”.

Y el que lo puso, es vox populi, hace cuatro días no lo consideraba apto para la empresa.

Si sale bien, estupendo, y si no, sillita reservada en los despachos del Club para seguir moviendo papeles.

Total, es donde estaba hace unos meses.

Lo único que falta es que hubiera que cambiar de técnico (Dios no lo quiera) con la temporada en curso, y que le firmasen al nuevo entrenador lo que reste de campeonato y otro más. Así se cerraría el círculo de las incongruencias que llevaron a apostar por lo que hoy tenemos cuando se produjo la salida de Jiménez.

14 comentarios:

  1. Hola hermano Jose Enrique,aun sigo calentito por la irrespetuosa forma de tratarnos anoche,no he podido casi ni pegar ojo,me acordaba a cada momento de esas almas sevillistas alli desplazadas y se me rompia la mia,dantesco espectaculo y posteriores declaraciones del mister,como poco tenia que haber pedido perdón por el agravio,el martes ya lo he dicho en varios comentarios,si no se mueren en el campo como mínimo,no merecen enfundarse la elastica con el escudo del sevilla,este equipo lleva como santo y seña "el equipo de la casta y el corage" ¿en que se ha convertido esa frase del antigüo himno? y si trasladamos al del arrebato y le colocamos eso de "EJEMPLO DE SEVILLANIA" menuda imagen y ejemplo dimos a España entera y buena parte del mundo,ayer mancillaron el nombre de este club y a su afición,la espina que han clavado en esta afición tardará en sacarla este plantel,como decia Cesar Cadaval en un esquet humoristico donde aparecia su hermano Jorge de boxeador y él de entrenador,le preguntaba Jorge(que se hacia llamar Benito) ¿como voy? y cesar desde el rincón le decia,"PA EMPATAR LO TIENES QUE MATAR".


    UN ABRAZO HERMANO Y EL MARTES MAS Y ESPERO QUE YA PEOR DE LO DE ANOCHE NO SEA.

    ResponderEliminar
  2. Otro abrazo para ti, Papi.
    Me pillas de vacaciones, tenía decidido no escibir nada en todo el verano, ni siquiera si hubiésemos ganado ayer, pero la payasada del equipo no tiene nombre, no podía dejarla pasar. La humillación deportiva fue tremenda, pero más me dolió la humillación moral al escuchar las palabras del entrenador.
    Y decían que era todo serenidad y mesura ...
    Lo será con otros, porque con la afición ha sido lamentable.
    Que no nos tome más el pelo.

    ResponderEliminar
  3. Toatalmente de acuerdo contigo,amigo Enrique.

    DECEPCIÓN,es la palabra,el que "puso" a Álvarez,(con la intención de ahorrarse unos euros,pienso yo)demasiadas similitudes con Jiménez,que no es nuestra guerra,dice...al leer tu post me he ido a la web del club,a leer las declaraciones de Álvarez,y tienes toda la razón.

    A levantarse toca,el martes nos jugamos mucho,todo el trabajo de una temporada,pensando en que nos metimos en la previa de pura chamba,acuerdate del nefasto partido en Almería,si Rodri no hubiera marcado...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Otro abrazo para ti, Ramón. Lo de anoche fue un mal sueño, espero que solo quede en eso, pero demasiado grave para que pase sin más, camuflado, ojalá así sea, con la eliminatoria de Champions. Estadísticamente está demostrado que es mucho más fácil clasificarse para la Champions que ganar un título. No entiendo que se le de prioridad a lo primero, porque siete millones de euros no son nada. Es la misma cifra que nos sacaron a nosotros por Romaric. Y el argumento de que así se paga a nuestros futbolistas, no lo veo, porque al final, siempre seguimos vendiendo al primero que se interesa por cualquiera: Adriano, Squilaci, y Luis Fabiano casi casi.

    ResponderEliminar
  5. Pues si José Enrique, llevas mucha razón. Aunque también deberemos mirar más hacia arriba. Porque digo yo, este hombre estaba sentado en una silla (como Ramón, Ruda, Tevenet, etc) y fueron a buscarlo. Por eso digo que habrá que señalar con el dedo a los máximos responsables, comenzanmdo por el presidente, per especialmente a Monchi y Orta que han traido a esta partida de inútilies, a los que encima les pagamos sueldos de figuras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Así es Alexis, por eso me refiero "al que lo puso". Nos jugamos cosas importantes el martes, pero lo de anoche no puede quedar en el olvido. Para mí es tan grave como la semifinal de copa que tiramos en Bilbao hace dos campañas. Imperdonable.

    ResponderEliminar
  7. Querido compañero del retiro vacacional.
    Yo me siento estafado tras lo de anoche. Te lo digo como lo siento. Y no me refiero a perder 4-0 contra el Barcelona.

    Creo que desde anoche, tras la finalización del partido, la blogosfera en pleno clama contra Álvarez en primera persona, así como contra los encargados de vulgarizar al Sevilla FC de la época dorada.

    Yo también lo he plasmado en mi blog. No me avergüenzo de ser Sevillista, claro que no, pero anoche sentí vergüenza, impotencia y no sé cuántas cosas más viendo a mi equipo lastrarse sobre el césped.

    Y una cosita más. Te lo comenté en la playa, ve pensando que nuestro amigo Fernandito va a disputar unos 40 partidos de titular en el lateral izquierdo. Esto es de traca y de las gordas. Como ves no me centro en los Konko, Romaric, etc, por no meter a a algún canterano.

    El Sevilla se va vulgarizando. La suerte es que con los "abuelos de 2005", nos da para pelear (sólo he dicho pelear), por quedar del tercero al sexto.

    Un abrazo y prudencia en el desplazamiento del próximo martes. Yo ya volví ayer sábado.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con tu frase: "La gloria es imperecedera" porque me ha convencido de todas a todas.

    Ha sido lamentable el espectáculo al que hemos tenido que asistir, no solo nosotros, sino toda España y más allá.

    Los partidos se pueden ganar o perder, pero no se pueden jugar de esa forma. No estaba tan mosqueado desde el partido de Getafe y esta vez me está durando más de la cuenta.

    Estoy contigo desde la primera letra hasta la última. Miedo me da el martes. Voy a ponerle una vela a San Pancracio.

    ResponderEliminar
  9. Comparto tu indignación Enrique.

    ¿Dicen que nunca se rinde?

    Por desgracia a veces se rinde.

    Lo pero es que es la tercera vez que veo el partido de ayer en poco más de un año, en el mismo sitio y ante el mismo equipo.

    Es el tercer 4-0 que nos endosa el Barça ante un Sevilla indolente y pasivo.

    Como la caguemos el martes se va a liar.

    ResponderEliminar
  10. Julián, mira que lo habíamos hablado. Tirar a la basura un tres a uno de la ida de una final, contra un gran rival, pero mermado de facultades, y sobre todo, de la forma en que se hizo, fue lamentable. Aparte de las carencias del plantel y de los técnicos, creo que el desempeño del equipo fue el que correspondía al mensaje lanzado desde el Club: lo importante es el partido con el Braga. Este Sevilla parece haberse apuntado al "deja para mañana lo que puedas hacer hoy". Siempre a remolque y a verlas venir. Jugando a "las cuatro cartitas", como decían los críticos antiguos. así ya sabemos a donde se va: a ninguna parte.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí, Carlos, es lo que hay. Las clasificaciones Champions son relativamente asequibles, pero la gloria de los títulos es lo que vale. Es lo que permanece en la memoria. Es lo que los aficionados nos llevamos a la tumba. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Querido Alejandro, para mí lo grave, más que la reiteración de ridículos en la misma sede y ante el mismo enemigo, es que esta vez había un título en juego, y además contábamos con la ventaja de la ida y el precario estado físico de los locales. Sí con estos "alicientes" no se da el cien por cien, estamos aviados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Bartolomé Guerrero23 de agosto de 2010, 15:24

    No comparto que la renovación de Alvarez sea incongruente. Creo que era consecuente con lo dicho por Monchi que los resultados ponen y quitan al entrenador. Alvarez y antes Jimenez hicieron números para ser renovados en sus cargos. A Jimenez lo echaron los resultados y a Alvarez también le ocurrirá lo mismo.
    Si estoy totalmente con usted en preferir a Luis. Lo que no sabemos son las condiciones económicas, contractuales etc. Ojalá siga muchos años Alvarez, que será buena señal, aunque yo no apuesto un euro por ello.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Cumplimos un año junto al Sevillismo. Gracias por el respeto de siempre amigos. Viva el Sevilla FC!! Desde Argentina, un gran abrazo para todos!

    Nicolás Fernández (Administrador "Argentina es Sevillista")

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.