viernes, 9 de octubre de 2009

Cuatro locos en paños menores

Sevilla Football Club-Huelva Recreation Club, 31 de enero de 1909

La primera referencia sobre el Sevilla Fútbol Club en el siglo XX nos la proporciona Arturo Otero, en su “Historial del Sevilla Club de Fútbol”, editado en 1941, del que un servidor guarda celosa y orgullosamente un ejemplar original.



Otero, padre de la felicísima –y plagiadísima- expresión que titula este post, situaba hacia 1900 los primeros escarceos futbolísticos de quienes protagonizarían poco más tarde, junto con otros adeptos, la legalización del club como asociación ante el Gobierno Civil, proceso culminado, como todos sabemos, el 14 de octubre de 1905.

Aquellos cuatro locos que citaba Otero, Mr. Wood, Mr. Hamick, Mr. Langdon y Mr. McKenzie, los tenemos hoy perfectamente identificados:

John Wood era el capitán del Vapor Cordova, proveedor habitual del material y equipamiento necesario para la práctica del juego procedentes de Gran Bretaña, y delantero en las primeras alineaciones del equipo.

Samuel Hamech (o Hamick) figura como vocal de la primera directiva de esta sociedad de football, según consta en el asiento correspondiente de la Guía Gómez Zarzuela de 1906.

Charles Langdon, hijo de John Sidney Langdon, quien fuera socio del Sevilla Football Club en 1890, aparece también como directivo, junto con Hamech, en el primer órgano de gobierno conocido de la sociedad.

Finalmente, John (o Juan) McKenzie, fue jugador en los primeros años, y directivo también con posterioridad.


Wood, en el centro con bigote, y a la derecha, McKenzie


En su libro arriba citado, nos decía también Arturo Otero que hacia 1900 aún no se había fundado ningún club de fútbol en Sevilla, expresión que siendo Otero, como era, abogado, seguramente significa que no existía ningún club legalizado como asociación (esto es, bajo los parámetros de la Ley de Asociaciones de 1887) en aquellos tiempos.

De hecho, hemos podido comprobar con informaciones periodísticas en publicaciones de carácter nacional la existencia, e incluso la fortaleza, de la actividad futbolística sevillana.

Son testimonios periodísticos, el primero, del 5 de mayo de 1901, y el segundo, del 20 de julio de 1902, que aluden a los encuentros futbolísticos de aquellos cuatro locos y su pandilla.







Es verdaderamente revelador que el football que en Sevilla practicaban aquellos sportsmen parecía tener ya, en los albores del siglo XX, un grado de consolidación y arraigo mayor del que se suponía, tanto como que trascendía de las fronteras geográficas locales, para ganarse un sitio preferente, junto con otros clubes e iniciativas parecidas existentes en el resto del país, para conformar el primer ente federativo futbolístico de España.

Y lo más interesante: el asunto del que se ocupa el artículo es la creación de una asociación inter-clubes, no "inter-grupitos de amigos", citando entre los optantes a Sevilla. ¿Estamos ante el eslabón perdido con 1.890?. Da la impresión que el artículo que reproducimos nos invita a investigar en la distinción entre club y asociación constituida conforme a la Ley de Asociaciones. Veremos adónde nos conduce esta pista.

Lo que está claro es que, al menos entre los aficionados al football de nuestro país, la comunidad de practicantes de este sport en Sevilla, con toda probabilidad continuadora de la actividad de los pioneros de 1890, tenía el suficiente reconocimiento y peso como para tener que ser considerada al primer nivel del mundillo footballístico nacional.

Ah, y por cierto, ¿dónde estaba Huelva?

17 comentarios:

  1. Otros con mucho menos han celebrado centenarios y otros fastos, inventándose obreros de los que no se conoce nombre, directivos que jamás estuvieron donde dicen y adjudicarse fechas absurdas que nunca podrán demostrar por mucho que se empeñen.

    Que no se diga que no se investiga, señor ayeryhoysevillista, y usted es punta de lanza que nos abre el camino a muchos en esto de la historia del fútbol sevillano.

    Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Don Carlos, viniendo de quien vienen estos halagos, siendo maestro y referente de tantos de nosotros, me ruboriza Vd. Hay que saber administrar bien los tesoros que van apareciendo. Algo de esto ya contamos en la emisora que siente como nosotros, y poco a poco hemos de difundirlo como merece. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Da gusto visitar este blog. Siempre nos sorprende con nuevas investigaciones y hallazgos.

    Gracias por compartirlo con el resto.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Sí, sí muchos halagos pero Vdes. no tienen un parquing de esos que se entra por una calle y se sale por otra...

    ResponderEliminar
  5. Mágnifico .Enrique.
    Por cierto, el Vapor Cordova estaba capitaneado en 1889 por el capitan Welton.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, a mí me hace mucha gracia cuando dicen los de los paños menores, que aún siedo menores tapaban más que la indumentaria veraniega más recatada de las que usan hoy en día.

    Eran unos pantalones con cinturón que llegaban por debajo de la rodilla, calcetines altos por encima de la misma y camisola que se acompañaba de corbata o pajarita. Algunos incluso llevaban sombrero.

    ResponderEliminar
  7. A Puerta 15:

    Uno trata de compartir modestamente lo que investiga o encuentra, y otros que llevan en la sangre la de los fundadores proclaman su sevillismo por los cuatro puntos cardinales. Ay que envidia. Mi abuelo fue futbolista en la época amateur, pero no pasó de la Gimnástica de Triana. Cuando estaba preparado para gestas mayores mi abuela le obligó a elegir entre el football o ella. Obviamente, se quedó con lo segundo. Se perdió así un notable inside-right.

    ResponderEliminar
  8. A Yovi:

    Y eso que el mandamás ese lo es de un cluz que dice vivir de lo espiritual y no de lo material, que si no...

    ResponderEliminar
  9. A A. Ramírez:

    Don Antonio, ese apellido de Welton me suena de algo. Chicos sevillanos de la segunda generación, sin duda. Sportsmen en sus ratos de ocio. Gran aportación.

    ResponderEliminar
  10. Don Carlos, yo creo que en aquellos tiempos, todo lo que fuera la "última capa" de ropa eran paños menores. Quizá esa sea la explicación.

    ResponderEliminar
  11. Saludos.

    Tiene razón Carlos: estos llevaban muchísima mas tela que los bañistas de ahora. Y de los nudistas ni hablamos.

    Pero imagínaos las telas, los metros de tejido grueso y resistente, las medias, las botas de a kilo la pieza, los balones de "reglamento"... había que estar muy fuerte y tener unas ganas descomunales para sobrellevar tanto peso, jugar, correr, saltar y aguantar noventa minutos.

    ¿Y si llovía? Horroroso.

    Auqellos cuatro locos, sin saberlo, pusieron las bases de una Historia apasionante.

    Como no tengo certeza de que nos estén viendo, me encanta pensar que sí y que nos miran desde algún alero donde comentan, asombrados, en lo mucho y bien que hemos cambiado.

    Y se preguntan qué hubieran hecho ellos, con sus condiciones naturales, jugando hoy con telas sutiles, botas anatómicas suaves y resistentes, balones ligeros, campos de césped perfectos y absolutamente planos, cuarenta y cinco mil gargantas cantando en una explosión de luz, color y pasión...

    Gracias, amigo, porque no tienes (tenéis) límite para soprendernos.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  12. Decía Nieztsche que uno es filósofo hasta que deja de sorprenderse.
    Con estas investigaciones que lleváis a cabo, puedo estar tranquilo que siempre seré un filósofo.
    El mérito de los futbolistas antiguos no era precisamente su indumentaria. Era cabecear el balón que, como te gogiera la parte de la costura, ibas ya con el chichón en la frente a modo de estacazo.
    Te lo digo, que tengo 63 años y jugué bastante con ellos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Por cierto, visitando Algarivo he visto un magnífico vídeo digno de figurar en el Museo del Club. Está hecho con un gusto exquisito. Felicidades.

    ResponderEliminar
  14. Después de esto va a haber que cambiar el himno del Centenerio y decir:

    "Cuentan los papeles antiguos..."

    Hay más diferencia de la que parece entra las "lenguas" y los "papeles".

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a José Manuel, Guilmar, Puerta 15 y Cornelio, por vuestros amables comentarios. Esta noche, si Dios quiere, cuando el reloj nos lleve al 14 de octubre de 2009, exhibiremos aquí el video sobre los orígenes del Sevilla Fútbol Club. saludos.

    ResponderEliminar
  16. si hablais mas del betis que dle sevilla en los comentarios,¿¿es que no podeis para un momento la obsesion por el betis??

    nada nada seguid asi palanganas jajaja

    un saludo y felicidades por el blog

    ResponderEliminar
  17. Estimado Javier López 1977,
    Por el tono y el estilo de su comentario, parece ser Vd. el Javier que ha dejado un comentario en el post con el Video sobre los Orígenes del Sevilla Fútbol Club, 1890-1909.
    Si así no fuera, le doy la bienvenida, y le pido disculpas por la confusión, y si fuera el mismo, le reitero mi saludo.
    Quisiera en primer lugar agradecerle este comentario y felicitarle por el nick elegido, sin duda recordando al gran centrocampista verdiblanco de los setenta-ochenta que vino del Torrelavega para fichar por el Sevilla, y acabo firmando por el Betis, cometiendo así un gravísimo error (desde mi punto de vista, claro).
    Bromas aparte, le diré que en mi caso, sinceramente, el Betis no me obsesiona. No hay absolutamente nada que envidie o desee de ese club. Pero ya que hablamos de obsesiones, le recordaré el aserto bíblico según el cual no es de recibo mirar la paja en el ojo ajeno, sin mirar la viga en el propio, y ciertamente, lo que me parece obsesivo a mí es dedicarse a pulular por webs y blogs sevillistas siendo simpatizante del equipo verderil. Además, en estos tiempos, dicho comportamiento raya lo masoquista, ¿no le parece?
    Gracias por la felicitación, si es sincera, y aquí le aguardamos si quiere expresarnos nuevamente su parecer, eso sí, con corrección, que hay niños pequeños que leen estas cosas, créame.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.