domingo, 13 de septiembre de 2009

¿Qué le pasa a Andrés Palop?


Ando últimamente preocupado con el estado de forma del gran Andrés Palop Cervera.

Me da la impresión de que el mejor portero de la historia del Sevilla Fútbol Club junto con Guillermo Eizaguirre y José María Busto no atraviesa por su mejor momento.

No está en el peso de otros años, ni tan fino como, por ejemplo, el Dr. Escribano nos lo dejó para la temporada 2005-2006, su mejor momento, a mi juicio, por encima incluso de ese mágico 2007, donde fue decisivo para la conquista de nuestra segunda UEFA Cup.

Lo que más me llama la atención es una cierta pérdida de reflejos, que no creo que se deba al paso de los años. En el gol de Mata en Valencia, en la primera jornada, el balón pasó apenas a medio metro de su cuerpo, e hizo la estatua. Es verdad que fue un tiro sorpresivo, pero desde fuera del área. Ayer, en el tanto de Arizmendi, volvió a repetirse la escena. Y eso antes no pasaba.

Desconozco las causas de este bajón, y sin ser psicoanalista, me atrevo a achacarlo a vaivenes de la moral. Posiblemente tengamos que “agradecérselo” al seleccionador nacional, Vicente del Bosque, que lo ha maltratado vilmente, no sólo por no convocarlo, sino porque ni siquiera le dio un minuto para lucir la internacionalidad en su ya de por sí brillante palmarés, a diferencia de lo hecho, sin ir más lejos, con su expupilo de la cantera galáctica, Diego López, a quien por supuesto le regaló a las primeras de cambio sus correspondientes minutos en el equipo nacional.

Estoy convencido de que, si se viera con opciones de acudir al Mundial de Sudáfrica, nuestro capitán tendría una motivación extra que, sin duda, haría mejorar su rendimiento.

Y ojo que con Fernando Navarro puede estar sucediendo algo parecido. Son humanos, pese a que algunos -entre los que me incluyo- predicamos no hace mucho la santidad del valenciano, y es lógico que ambos sufran las consecuencias de tamaño desprecio deportivo.

En cualquier caso, Andrés Palop, aún sin estar al cien por cien, sigue siendo un guardameta extraordinario, y un líder en el vestuario y en el campo, capaz incluso de dar alguna que otra asistencia de gol, como en el segundo tanto de ayer.

Ánimo, Andrés, te necesitamos, tanto aficionados como compañeros. Seguro que esta fase dubitativa pasará pronto. Sigues siendo uno de los grandes, y tienes al sevillismo en pleno dándote el calor y el apoyo que puedas necesitar.

4 comentarios:

  1. Pues si hermano,es humano y como tal por su cabeza pasan todas las cosas buenas y malas que pasan por las nuestras,quizas el momento no sea el mas brillante,pero hoy por hoy Andrés es nuestro guardameta y creo que con la asistencia de ayer se desquitó de la posible falta de reflejos en el gol del empate zaragocista,asistir asiste como él solo,para mi se queda en la retina la asistencia a Adriano en el primer gol de glaswo,luego despues en los penalties se acabo de doctorar en esa nuestra segunda uefa,la uefa de Palop.

    Esto pasará y estoy seguro que este al igual que Miguel Rios,ha hecho un pacto con el diablo y tendremos Andrés pa rato.

    ResponderEliminar
  2. Saludos.

    Que yo recuerde, Palop no ha comenzado ni una sola temporada al cien por cien.

    Tira de hemeroteca, por favor.

    Y tengamos fe que aunque algunos no creamos, los santos existen.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Palop es Palop, y si bien podes tener razón en lo que decis, en los momentos decisivos siempre aparece! Recien ahora estamos en comienzo de temporada.

    Saludos! Que sigas bien!

    ResponderEliminar
  4. Yo siento discrepar, pero de los tres goles que hemos recibido en dos partidos, al menos en dos de ellos no ha podido hacer absolutamente nada por salvarlos.

    Es más, en el choque de Valencia atajaba varios balones muy, pero que muy difíciles. Quizás donde yo lo vea un poco más flojo ahora es en las salidas de meta...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.