miércoles, 7 de octubre de 2009

Tengo una corazonada


Os pongo el enlace con mi último post para Columnas Blancas, que podéis leer haciendo click aquí.

Asimismo os invito a dejar vuestros comentarios.

2 comentarios:

  1. Una corazonada y una mano abierta.

    Al final sólo quedó el corazón (dedo), de lo que fue una mano abierta.

    Mano como la que le puso en la boca Zokora al imperial Gutiérrez. El mismo que con esa boca mandaba callar al que evitó que cayeran sin puntilla haciendo pinchar en hueso a Renato y a Perotti.

    Como decía ayer en ABC Francisco Rodríguez "A Navas sólo le faltó hacerle la suerte taurina del teléfono a Marcelo".

    Una madrileña de las que ha cantado con su grupo a Madrid, cantó también con su grupo Mecano aquello de "Me río de Janeiro, ja, ja".

    Hoy son los de Río los que se ríen y bailan como Renato, Adriano y Luisfa y cantan aquello de:

    "Ao Madrid con suos milhones, paisamoslos por os ...

    ResponderEliminar
  2. Saludos.

    La mano es la que pudo haberse llevado el domingo.

    ¿Porqué, como yo pensaba, la sensación de justicia nos parece tan probable y atrayente?

    Al final, el destino -que es mi otra religión porque hace tiempo me convertí al egocentrismo-, pone a cada cual en su lugar.

    Y Madrí seguirá en el centro, con todos sus madrileños y más cerca del sieso que el corazón que late gritando ¡Sevilla!

    Magnífico.

    Cuídate.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.