jueves, 9 de julio de 2009

Literalia sevillista

Una de las invenciones más fabulosas con que las criaturitas bendecidas en la fe verdiblanca pretenden darse importancia -y de paso intentar socavar los cimientos emocionales del sevillismo- es la supuesta vis poética de su equipo, caso único en la historia de la literatura universal, referente cultural de primera magnitud cuyo verdadero lugar debemos situar en ese altar mitológico que ocupan grandes héroes intemporales de las letras como Ulises, Hamlet, Alonso Quijano o Aureliano Buendía.

Desde luego, hay que reconocerlo, no les falta imaginación. Ni descaro. Y para ensalzar su teoría de la excelsitud literaria verderil, recurren al aliño más efectivo, unas alegres alusiones al beticismo de cuatro o cinco apellidos ilustres -desde su punto de vista, claro- del mundo de la cultura, convenientemente propalados por su altavoz favorito, el maestro burgalés de la hueca palabrería. Ya me entienden.

En fin, sabemos que el alma del pobre –deportivamente hablando, que no están los tiempos para bromas- se alimenta a base de espíritu, que “la jambre –deportiva, por supuesto- es una jartá de mala”, así que si ellos son felices con estas cosas, no vayamos nosotros a romperles el hechizo.

A lo que iba. Como nosotros, me refiero a los sevillistas, no tenemos a nadie (creo) que presuma públicamente de las obras, artículos y piezas literarias que han cantado y glosado la vida y milagros del Sevilla Fútbol Club, he pensado dejaros aquí una pequeña lista de autores de los que recuerdo haber leído auténticas maravillas, algunas de las cuales conservo.

Dentro de su heterogeneidad, y sin pretender compararlos ni equipararlos a todos, sí os anticipo que me parecen, sin excepción, plumas sabias, respetables, sinceras y comprometidas, de impecable estilo y profunda inspiración. Un ejército que tiene de todo, infantería, zapadores, incluso un cuerpo de élite insobornable.

Ante nosotros desfilan los Luca de Tena, Arturo Otero, Elido, Martín Ferrand, F. Narbona, Juan Tribuna, José Antonio Blázquez, José María Aguilar, J. Félix Machuca, Labandón, incluso Jesús Alvarado (a mí me gusta), o el pregonero de nuestro primer centenario, Antonio García-Barbeito.

También les siguen algunos otros blogueros y columnistas que conozco, aficionados que escriben con la doble "c" del corazón y la calidad.

En definitiva, un auténtico equipazo que ya lo quisiera Manolo Jiménez para hacer las delicias de la afición.

7 comentarios:

  1. Saludos.

    Falta, por lo menos, uno.

    Escribe con letra blanca y fondo negro; sabe una barbaridad del Sevilla y de su Historia; cuelga unos dibujitos fantásticos y escribe de gloria.

    Falta uno, amigo, como poco, es de mis favoritos más queridos y cada día me enseña cosas nuevas de nuestro Equipo.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, querido amigo, falta uno, y se llama José Manuel Ariza, mi columnista de cabecera. Un fuerte abrazo de tu mayor admirador.

    ResponderEliminar
  3. bueno pues aqui teneis a un admirador de ambos,ya que os habeis puesto a tiro,no solo de vosotros dos,hay en esta blogosfera sevillista tal cantidad de talentos y de personas que hacen sevillismo desde la elegancia y la humildad literaria,pero que desfilan en las altas cumbres sin ningun vértigo,que me tengo que hacer siempre esta misma pregunta que creo que ya queda de eslogan en muchos discursos de nuestro presidenre ¿se puede ser de otro equipo? la respuesta es no,pero tengo otra mas que esta me la hago yo pa mis adentros ¿se pue tene mas arte?

    ResponderEliminar
  4. ¿Aceptamos los apelidos Lasso de la Vega o Guichot como plumas serias?

    ResponderEliminar
  5. Querido Cornelio, por supuesto que valen, al igual que el gran Antonio Rodríguez-Buzón, insigne pregonero de nuestra Semana Santa al que ya dedique un post, pero no quise incluir autores por el mero hecho de su sevillismo, sino a aquellos que habían escrito artículos o libros sobre el SFBC. La lista entonces tendría que ser más larga.

    ResponderEliminar
  6. Los toreros y los escritores buenos son béticos. Ah, sólo una cosa...los Luca de Tena, muy amigos míos, son béticos de corazón. Los vimos, por ejemplo, inaugurando y dando un magno pregón en aquella Peña Bética de San Jerónimo. Saludos.

    J.I. Eguiluz Sastre

    ResponderEliminar
  7. Ante todo, señor Eguiluz, muchas gracias por visitar este blog y por participar con su comentario. Es un placer además saludar a alguien que comparte apellido con uno de los más ilustres jugadores de toda la historia del Sevilla Fútbol Club, uno de los más grandes, Campeón de Liga en 1946 y de Copa en 1948, el madrileño Pedro Eguiluz Lamarca, con quien no sé si usted mantiene algún tipo de lazo familiar. Entrando en materia, por cuanto a la categoría literaria de los afines a uno y otro club, respeto su opinión, aunque desconozco en que la basa. De toreros concretos no habla el post, aunque si le parecen malos Juan Belmonte y Joselito el Gallo, que eran socios del Sevilla F.C., y están consideradas las máximas figuras de toda la historia del toreo, entiendo que no debemos hablar más de este tema. Aunque fuera Presidente del Betis, también era socio sevillista Ignacio Sánchez Mejías, y Curro Romero era tan sevillista como el que más, entrenaba en las instalaciones deportivas de Nervión, pero se cambió de chaqueta a finales de los setenta cuando se percató que la corriente popular que mejor convenía a su irregularidad en el ruedo era la verdiblanca. Por ello, le recomiendo que se asesore y piense bien de lo que habla antes de realizar afirmaciones sin fundamento. En cuanto a los escritores, no dudo que los haya buenos y de filiación verdiblanca, aunque dudo verdaderamente de que fuesen miembros de la entidad y pienso seriamente que sus simpatías balompédicas más bien respondan a alguna corriente de moda en alguna época donde políticamente estuviera bien visto alinearse sentimentalmente con el Real Betis. Le rogaría ejemplos, para saber de qué me habla, y que no se trata simplemente de una proclama genérica. Finalmente, en cuanto a los Luca de Tena, no dudo del dato que Vd. me ofrece, pero se ve que debemos tener alguna confusión, seguramente porque es un apellido más común de lo que a priori se pudiera pensar. Yo sí le basaré mis datos. La familia Luca de Tena se encuentra entre los fundadores del Sevilla Fútbol Club y uno de ellos, Torcuato Luca de Tena, que es el único a quien me refiero en mi post, es autor de uno de los más deliciosos artículos que se han escrito sobre el Sevilla Fútbol Club, titulado “Recuerdos de un viejo sevillista”, publicado en el suplemento especial de ABC con motivo del 75 aniversario del club decano, en octubre de 1980. Con estas credenciales, y sobre todo, si Vd. se lee el artículo (Hemeroteca Digital de ABC), dudo mucho del comentario que me hace, será seguramente que Vd. se refiere a otros Luca de Tena.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.